Ser positivo
Ser positivo
10 mayo 2019
Miedo a volverse loco
Miedo a volverse loco
7 junio 2019
Ver todos
Trastorno Obsesivo Compulsivo

 

El Trastorno Obsesivo Compulsivo es uno de los muchos cuadros relacionados con la obsesión y constituye una entidad bien diferenciada para el clínico. Se puede estar obsesionado con algo, se puede ser obsesivo y no tener T.O.C.

Las ideas obsesivas del Trastorno suelen comportar pensamientos de un tinte especial, con un compromiso de la conciencia que no tienen otras obsesiones, como por ejemplo, la obsesión por la imagen física. Cualquier persona puede tener TOC, ya sea hombre, mujer, adulto, adolescente; Y pueden ser de distintos tipos: Lavadores y limpiadores, Verificadores, Repetidores, Ordenadores, Acumuladores, Ritualizadores mentales, Numerales, Filosofales, Sexuales. Sus pensamientos se caracterizan por imponerse a la voluntad del sujeto, son recurrentes, intrusivos, capeando a sus anchas por la mente sin respetar horas ni tareas. Con frecuencia empiezan por las palabras “Y si…” “Y si hay bacterias en esa toalla”, “Y si no apagué; bien el gas”, “Y si voy al infierno…” Las personas pueden creer más o menos en la veracidad de estas ideas, y esto marca una gran diferencia diagnóstica y una distinta estrategia terapéutica, pero aún cuando sean capaces de razonar lo absurdo de sus temores, son incapaces de restarles credibilidad, siguen dudando. La duda, es el gran tormento de los obsesivos.

Puede quedar  a nivel de pensamiento, lo que es propiamente dicho una obsesión o puede, muy a menudo, comportar una conducta que tiende a aliviar la ansiedad que tal idea provoca, lo que se conoce como compulsión…Acciones, rituales, conductas o pensamientos que se hacen repetitivamente, en secuencias específicas o una cantidad particular de veces, dice el Manual de Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales V (DSM V). Es lo que tantas veces asociamos a este trastorno: lavarse las manos, cuadrar objetos, comprobar varias veces cierres, decir ciertas palabras…La variedad es ilimitada, y cada persona crea su propio repertorio en un torpe intento de paliar la angustia, obtiene un alivio instantáneo que le llevará a incrementar la angustia de su obsesión.

Clínica del Trastorno Obsesivo Compulsivo

Es un tema extenso, muy prevalente y que desde la clínica abordamos con pasión y rigor. El TOC afecta grandemente a la calidad de vida de las personas que ven cómo aumenta día a día el tiempo que dedican a sus rituales y a sus pensamientos llegando a condicionar toda su vida familiar, laboral y social. Comporta mucho sufrimiento al afectado y a su entorno, incapaz de comprender como la persona afectada no busca poner fin a esto, y sí busca en cambio, los medios para poder seguir en esa escalada. Incluso podemos decir que a lo que más se agarra una persona con TOC es a su trastorno, con lo que ,aunque a veces se beneficia de los psicofármacos, siempre requiere psicoterapia especializada.

Dejo aquí un enlace para quienes quieran leer más de este tema:

Quiero enviar a todos los afectados un llamamiento a buscar ayuda. El bucle no va disminuir espontáneamente y cada vez necesitaréis más tiempo para los rituales y las ideas. Tomaos este problema en serio, porque en verdad es serio.

No son manías o rarezas. Y se puede vivir sin síntomas, liberados. Todos los psicólogos clínicos hemos visto recompensado nuestro esfuerzo venciendo férreas resistencias y viendo a personas superar su TOC.Y a los familiares, me gustaría enviarle el aliento para no cejar en buscar ayuda, y la firmeza que brota de la razón, en su ansia de rescatar a su ser querido.

*La foto es de Nadine Muller

**Hoy más que en otros posts, recordaos que nada de lo que escribo en este blog pretende sustituir o imitar a la psicoterapia. Son sólo reflexiones sobre distintos temas.